7 de abril de 2013

Extraterrestres. ¿Están entre nosotros? Parte I


¿HAN LLEGADO POR FIN LOS EXTRATERRESTRES A NOSOTROS?
   No, pero este microscópico animalito es el mejor candidato para ser uno de los esperados extraterrestres. Y no sólo por su aspecto de extra de la saga Star Wars, sino por sus características que vamos a ver a continuación.
  Se trata del oso de agua (o tardígrado) de un filo animal compuesto por cerca de mil especies de invertebrados no segmentados de 0.1 – 1.5 mm de longitud y que se encuentran en la humedad de los musgos y helechos, aunque pueden encontrarse en hábitats enteramente acuáticos por lo que son considerados cosmopolitas.
No disponen ni de aparato respiratorio, ni circulatorio (pero sí hemocele), ni excretor (usan tubos de Malpigi como muchos otros invertebrados), pero sí que poseen unas células llamadas Matoxistemas que les permiten vivir en condiciones extremas como ahora veremos. Son organismos ovíparos y su apodo de “oso de agua” proviene de que su forma de desplazarse es similar a la del oso, solo que bastante más lenta.

   Se alimentan de bacterias, algas, contenido celular de algunas plantas (como musgos y helechos) y algunos animales microscópicos.
   El hecho de que se le considere un buen candidato a poder encontrarse fuera de nuestra Tierra es que son casi indestructibles. Este animal puede resistir condiciones sumamente extremas: aguantan 100 veces más niveles de radiación que el ser humano, soportan temperaturas desde el cero absoluto (-273ºC) hasta los 149ºC, pueden desarrollarse bajo presiones desde nulas, hasta las equivalentes en los fondos oceánicos más profundos y pueden resistir alto grado de desecación medianto la criptobiosis; esto es, que “hibernan” transformándose en una estructura de resistencia con un solo 3% de agua interna (y no el 85% que necesita el animal) disminuyendo toda su actividad metabólica y reproductiva, pudiendo mantenerse en estas condiciones durante docenas de años, despertando de nuevo, al contacto con una única gota de agua.
  Pero lo que realmente impresiona a los científicos, es su capacidad de sobrevivir en el espacio exterior. Esto se hizo en 2007, fueron enviados fuera de la atmósfera en la nave rusa FOTON-M3 y vieron que, no sólo sobrevivían en condiciones de vacío, sino que mantenían su tasa de reproducción
tardigrados-resisten-las-condiciones-del-espacio-exterior-fuente-blog-tardigrados.jpg
   Así, hay que añadir un animal más al dicho de: si el mundo se acabara, sobrevivirían las ratas, las cucarachas, las suegras….  Y ahora, también, los tardígrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!